CUPPING: MARCAS VERSUS HEMATOMAS

 

A pesar de que muchas personas se refieren a las marcas causadas por las copas como ‘moretones’, hay muchas diferencias entre estas marcas y un verdadero hematoma. Una de las principales diferencias es que el hematoma duele cuando se toca, mientras que las marcas de las copas no duelen. Sí el cupping puede llegar a dejar hematomas si la succión que se realiza es muy fuerte o si la copa se deja demasiado tiempo en la piel. Un hematoma implica que hubo trauma al tejido, capilares rotos y acumulación de sangre; igualmente, el cupping hecho de forma incorrecta puede resultar en una púrpura, petechia o ecchymosis (distintos tipos de hematomas).

 

Porqué ocurren marcas 

 

Cuando son aplicadas las copas, el vacío causado puede atraer desecho intersticial (sangre vieja, medicamentos, substancias foráneas) desde las varias capas de tejido blando que estén siendo impactadas por la fuerza de succión de la copa, al tejido más superficial subcutáneo, donde el cuerpo las desecha con más facilidad; las marcas quedan entonces visibles en las capas superficiales donde el sistema linfático existe. Dichas áreas donde están las marcas pueden sentirse sensibles (igual que después de un masaje de tejido profundo) pero nunca deben doler. Además, no todos los tratamientos dejan marcas. Si la copa se usa con succión ligera, para afectar solo el tejido superficial, por ejemplo, normalmente no deja ninguna marca. Aún sin dejar marca, las copas pueden transformar un tejido rígido, en un tejido suave, flexible e hidratado. De hecho, el dejar marca o no, no es el indicador de la efectividad de una terapia – la marca debe ser considerada un “bono adicional” que apunta a que hubo una “expulsión”.

Una vez una marca aparece en la piel, puede estar visible desde unas horas hasta unos días. La velocidad con que la marca desaparece depende de varios factores, uno de ellos siendo el grado de la marca. Marcas más oscuras y profundas tienden a tardar más en disiparse. No se debe recolocar la copa en un área que aún tiene una marca anterior, para darle al cuerpo la oportunidad de procesar completamente lo que antes ha sido expulsado. También hay que tomar en consideración el estado de salud del sistema linfático de la persona: si el sistema es más lento, va a tardar más en que la marca desaparezca.

 

Marcas del Cupping

  • Son una respuesta del desecho intersticial, siendo expulsado durante la aplicación de la copa.

  • Puede sentirse sensitiva el área, pero no dolorosa al toque.

  • Se disipa; no cambia de color.

 

Hematomas

  • Son la respuesta a una lesión.

  • Son dolorosas al toque.

  • Va a disiparse cambiando de color, o  presenta una demarcación en la medida en que la sangre traumada pierde oxígeno (rojo y azul) y se disuelve en el sistema linfático (amarillo o marrón).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Extracto de: Shannon Gilmartin, CMT; The Guide to Modern Cupping Therapy, Robert Rose Inc, Ontario, Canada, 2017. Traducido por Carmen Rivera LMT

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags